• Lo último


     

    viernes, julio 16, 2021

    Población rechaza vacuna Sinopharm por desinformación de Willax y López Aliaga

     


    El pedido de una tercera dosis de los médicos ya inmunizados y la desinformación propalada por personajes políticos referida a la protección de la vacuna china de Sinopharm han generado un impacto negativo en la salud pública, que debe ser revertido con rapidez y evidencias científicas, reconoce el Ministerio de Salud (Minsa).

     

    “Al querer reclamar algo que puede ser una preocupación (en alusión a la demanda de los médicos), el efecto es que algunas personas digan que no se van a vacunar porque ‘las vacunas no son efectivas’ y prefieran otras. Eso afecta porque pierden la oportunidad de estar protegidas. Las vacunas son seguras”, dice el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell.

     

    Según el sector, cuatro estudios hechos por el Instituto Nacional de Salud (INS) y el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) al personal de salud –inmunizado con Sinopharm– evidencian que esta vacuna protege del riesgo de infección, hospitalización y fallecimiento por COVID-19 y presenta una efectividad superior al 90%.

     

    Agrega que, entre el 23 de febrero y 26 de junio, de un total de 66.918 médicos, 60 lamentablemente perdieron la vida a causa del COVID-19, confirmado por prueba molecular o antigénica. De estos 60 profesionales, 39 no habían recibido ni una dosis, 14 solo una y 7 ambas dosis.

     

    “La mortalidad por COVID-19 en médicos se redujo de 6,2 en los que no se aplicaron ninguna dosis hasta 0,1 por cada 1.000 médicos con dos dosis; es decir, hubo una disminución de 98,4% de la mortalidad”, dice el Minsa, con base en el estudio del equipo de residentes del programa de entrenamiento en epidemiología de campo de la Universidad Mayor de San Marcos y del CDC.

     

    Rosell, en tanto, ratifica que se recogerá información clínica de los fallecidos para determinar si presentaban mayor riesgo o comorbilidades.

     

    Percy Mayta-Tristán, director de investigación de la Universidad Científica del Sur, quien lidera un estudio de vigilancia de mortalidad y hospitalizaciones de médicos, explica que los datos del Minsa y otros preliminares apuntan a que la efectividad de Sinopharm es alta y que los valores pueden ir de 85% a 94%. Agrega que si bien la vacuna funciona, es necesario tomar los resultados con cautela hasta que aparezcan en publicaciones científicas.

     

    Temor en regiones

    Pese a ello, en regiones como Arequipa y Cusco, la gerencias regionales de salud advirtieron casos de profesores rurales o trabajadores municipales que se han resistido a recibir la vacuna china y deciden esperar. “Hay cusqueños que optan por viajar a Lima para inmunizarse con Pfizer”, dice la Diresa.

     

    Para Mayta-Tristán, si bien el pedido del Colegio Médico para una tercera dosis podría ser evaluado, la manera como lo realizan hace creer, de forma errada, que hay un rechazo hacia las vacunas. “Parece que desacreditan a una vacuna que es efectiva. La tercera dosis se debe analizar con base en 3 aspectos: cuándo, qué tipo de vacuna y a quiénes. El gremio estaría mal pidiendo que se les aplique antes cuando en ninguna parte se ha aplicado a los 3 o 4 meses”.

     

    El sector Salud, el Colegio Médico y universidades tienen previsto instalar la próxima semana una mesa de trabajo para que presenten las investigaciones sobre Sinopharm. Por ahora, aclara el Minsa, y también lo ha dicho la OMS, no hay evidencia científica para aplicar una tercera dosis.

     

    Fuente: LaRepublica.Pe

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD