• Lo último

     

    martes, agosto 04, 2020

    Consumir dioxido de cloro sería muy perjudicial para la salud

    El dióxido de cloro se ha convertido en la ‘fórmula milagrosa’ de la covid-19, que personas sin escrúpulos la recomiendan al igual que médicos, a pesar que no existe investigaciones científicas que comprueben su eficacia ni contra el SARS-Cov-2 y otras enfermedades, a las cuales supuestamente cura.

    A través de La Industria en Vivo, Nixer Rodríguez Ledesma, egresado de la Universidad Nacional de Trujillo y con una maestría en Elaboración de Medicamentos Individualizados, explicó las repercusiones en nuestro organismo, que podría generar el dióxido de cloro.

    Rodríguez Ledesma aclaró que el dióxido de cloro no es igual que el hipoclorito de sodio (lejía), a pesar que ambos son oxidantes, inactivan virus y pueden ser usados como desinfectantes de superficies y agua potable. La principal diferencia en ambos, es que el primero puede ser más nocivo que el segundo.

    "Los seres vivos están compuestos de células, si analizamos la membrana celular veremos que está compuesto por fosfolípidos y proteínas que están compuestas de átomos que contienen electrones y qué hacen los oxidantes (lejía o dióxido de cloro), desestabilizan a una molécula y la inhabilita", explicó el biólogo.

    En el caso del dióxido de cloro, al tener contacto con la sangre podría provocar la oxidación de los átomos de hierro que componen la hemoglobina (proteína que rodea al glóbulo rojo y que sirve para transportar oxígeno a los tejidos). Este proceso químico convierte a la hemoglobina en metahemoglobina que evita que los glóbulos rojos suelten oxígeno a los tejidos.

    “Como la metahemoglobina no es capaz de soltar el oxígeno a los tejidos, por consiguiente, generará una hipoxia. Si no le llega al centro respiratorio, el paciente tiene un paro cardiorrespiratorio y puede morir”, precisó.

    Nixer Rodríguez explicó que, si no se han reportado intoxicaciones masivas por dióxido de cloro es porque las personas lo están tomando en bajas dosis y de forma oral; sin embargo, lo que preocupa es que muchos creen que es la cura a la enfermedad y dejan de preocuparse por atender al enfermo con oxígeno medicinal, que es lo que necesita.

    “Se está generando una falsa esperanza, yo he visto a pacientes que están con saturación baja y piensan que al consumir el dióxido de cloro van a conseguir oxígeno, y dejan de preocuparse por conseguir un balón […] algunos dicen que se han curado por el dióxido, pero no conozco un caso donde solo consuman eso, la mayoría consume eso, paracetamol, ivermectina, y demás, así que no le pueden atribuir el logro”, explicó.

    Usando tubos de ensayo y sustancias oxidantes y antioxidantes, mostró el cambio en la sangre cuando tiene contacto con sus insumos. Al utilizar el dióxido y la lejía, se observaba que el tono rojizo se oscurecía. Con este experimento invocó a la población a no dejarse llevar por todo lo que dicen por las redes, sino a dejarse asesorar por un especialista médico y no confiarse con falsas curas, sino iniciar los tratamientos a penas aparezcan los primeros síntomas.

    FUENTE: LaIndustria.Pe

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD