• Lo último

     

    jueves, julio 16, 2020

    Pichos: pueblo que respetó distanciamiento social y no tienen casos de COVID-19

    Los pobladores del distrito de Pichos, en Huancavelica, decidieron alimentarse exclusivamente con maíz producido en sus tierras antes que romper el distanciamiento social con viajes comerciales, evitando así contagiar a sus familias con el nuevo coronavirus (COVID-19).

    Los agricultores del distrito ubicado en la provincia de Tayacaja informaron que al término de la cuarentena de cuatro meses decretada por el Gobierno lograron con éxito sustentarse cada día gracias al maíz, un “milagroso” fruto de sus chacras que ofrece para ellos hasta 50 variedades en la zona.

    Precisamente, el maíz les sirvió durante todo ese tiempo para preparar varios productos derivados como cancha y harina mientras terminaba la cuarentena por el nuevo coronavirus. Un ejemplo total de responsabilidad en épocas de emergencia que tuvo una vez más en las rondas campesinas un factor clave para su éxito.

    Por su parte, el alcalde de Pichos, Alejo Arotoma, destacó los esfuerzos que ahora los pobladores realizan para volver a colocar su producción de maíz en diversos mercados a través de instituciones del Estado.

    “El maíz es uno de los productos más afectados por la pandemia, hoy estamos en la época de nuestra cosecha, somos conocidos como la cuna del maíz milenario, nuestra agricultura está siendo afectada por el hecho que no podemos participar en el libre mercado; pero de alguna manera, nosotros como autoridades estamos articulando, buscando instituciones para que podamos vender nuestros productos a buen precio”, explicó el funcionario.

    Sin embargo, el cerco ambulatorio establecido de forma drástica en esta localidad de Huancavelica ha traído también algunas consecuencias negativas para su economía, pues hoy que están en plena cosecha tienen un excedente de más de 40 toneladas de maíz que podría perderse.

    Ellos piden ahora a la autoridad y la población civil una oportunidad para encontrar compradores locales, regionales y nacionales para no solo no perder sus cosechas, sino para reactivar su de por sí ya alicaída economía. Sería un justo reconocimiento al compromiso de Pichos con la salud en el país.

    “De aquí es de donde sale el maíz de calidad como es el Carhuay, blanco, Chuspi, de colores, hemos sido reconocidos por el gobierno regional por cultivar nuestro maíz milenario; también invocamos el apoyo del Ministerio de Agricultura para poder vender nuestro maíz”, finalizó Alejo Arotoma.

    FUENTE: LaRepublica.Pe

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD