• Lo último


     

    martes, mayo 31, 2022

    Conoce la historia real del Ají de gallina peruano

     


    El ají de gallina está hecho a base de papa y se caracteriza por tener un delicioso sabor. Es por ello que sobresale entre los diferentes platillos que integran la gastronomía peruana. Además, es una fusión de diferentes culturas y surge a partir de la conquista del Perú. En ese contexto, te contamos cuál es la historia de este popular plato típico.

     

    Esta comida típica no solo es agradable para el paladar, también es nutritiva, ya que aporta proteínas y vitaminas. Y, de hecho, la versión que se acostumbra preparar en los hogares del país ha variado a lo largo de los años.

     

    ¿Cuál es la historia del ají de gallina?

    El ají de gallina es el resultado de la unión de técnicas culinarias españolas e incaicas. Esta combinación de insumos e ingredientes se dio tras la llegada de los españoles al Perú.

     

    A mediados del siglo XVI, llegó a Lima proveniente de Cataluña, España, el manjar blanco. En ese entonces, era conocido así por ser un platillo dulce que contenía azúcar, pechuga de gallinas cortada en trozos, almendras, nueces y arroz.

     

    Con el pasar del tiempo, la población que residía en el Perú retiró algunos insumos, como la azúcar y la almendra, y los reemplazó por ají amarillo y pecanas. Así, este potaje adquirió un sabor salado.

     

    El ají amarillo también aportó el característico color de este platillo. Actualmente, las familias también acostumbran agregar otros ingredientes para obtener un mejor sabor. Por ejemplo, algunas suelen remplazar la gallina por el pollo, ya que esta carne es más suave.

     

    También se acostumbra añadir huevos sancochados en rodajas y aceituna. También se emplea el guiso de este platillo para preparar entradas ligeras, como empanadas o tequeños de ají de gallina.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD