• Lo último


     

    jueves, julio 08, 2021

    ¿Perú ya vive una tercera ola del COVID-19?

     


    Con la presencia confirmada de la variante delta de la COVID-19 en Arequipa y Lima, hasta el momento, además de la relajación en las medidas restrictivas de movilización social, especialistas del sector salud vienen anunciando la irrupción de una tercera ola del nuevo coronavirus entre agosto y septiembre.

     

    ¿Está preparado el Perú para afrontar este nuevo oleaje viral? Especialistas conversaron este miércoles con el programa La Noticia 360 de RPP Noticias para opinar sobre el estado de la cuestión. Liliana La Rosa, decana nacional del Colegio de Enfermeras, diagnosticó que el "97% de infraestructura del primer nivel de atención es inadecuada".

     

    "Necesitamos fortalecer el primer nivel de atención, porque eso significa control de brotes, cercos epidemiológicos, allí es donde se hace", agregó. Y recalcó que también es necesario "fortalecer los puestos y centros de salud", que han retrasado el "calendario normal de vacunas" debido a la concentración en la lucha contra la COVID-19.

     

    Sobre las acciones iniciales que viene tomando el Ministerio de Salud (Minsa), La Rosa consideró que son "todavía insuficientes". Para ella, se debe contratar personal médico a "más largo plazo", habida cuenta de que pronto habrá una transición hacia un nuevo Gobierno. "La posible tercera ola puede venírsenos encima con personal que no está contratado o que no se le ha renovado contrato", manifestó.

     

    Diagnósticos y planes en marcha

    Por otro lado, el doctor Carlos Almonacid, representante de la Defensoría del Pueblo, dijo a RPP Noticias que, actualmente, ha disminuido a nivel nacional la demanda de camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), según la información que revisan en el portal de la Superintendencia Nacional de Salud (Sunasa).

     

    "El 86% se encuentran ocupadas y hay 344 camas libres, que representan el 13% (...). Ahora, la información que nos permite observar el portal de la Sunasa es que la disponibilidad no es uniforme a nivel nacional", apuntó el especialista. Además, en cuanto a la lista de espera para camas UCI, subrayó que "no basta la mayor disponibilidad de camas" para que esta se reduzca.

     

    En cuanto a la demanda de oxígeno, Almonacid sostuvo que esta también se ha reducido. Sin embargo, en una tercera ola de la COVID-19, "la demanda va a incrementar", por lo que "las plantas, los balones, deben estar operativos con el mantenimiento para enfrentar" la situación.

     

    En ese sentido, desde la Defensoría del Pueblo, el doctor comentó que le han pedido al Minsa la elaboración de "un plan para atender la tercera ola, que va a permitir superar las deficiencias de la segunda y primera ola, y además brindar asistencia a los gobiernos regionales para que puedan atender de mejor forma a las personas".

     

    "De manera paralela, estas dos últimas semanas hemos visitado los hospitales de los gobiernos regionales, hemos hecho una supervisión para ver no solo la disponibilidad de oxígeno, sino la gestión del oxígeno. También estamos insistiendo en que el Minsa apruebe los instrumentos vinculados con el mantenimiento de las plantas, el control y la calidad de oxígeno que se brinde en los establecimientos de salud", concluyó.

     

    Fortalecer la vigilancia genómica viral

    ¿Se están tomando a estas alturas las medidas necesarias para evitar la tercera ola? De acuerdo con el doctor Daniel Neyra, miembro del comité de investigación e innovación del Colegio Médico, urge fortalecer "la vigilancia genómica viral a nivel de Lima", "sistematizar un escudo epidemiológico" y manejar, de manera simultánea con la macroregión sur, "problemas de este tipo".

     

    Asimismo, ensayó que es clave "la velocidad y transparencia con que la informacion debe ser dada" con el fin de "reforzar todas las medidas preventivas o de vigilancia" contra el nuevo coronavirus. Esto contribuirá a "establecer cuál es la real magnitud de la dispersión" de la variante delta en el país.

     

    Sobre el cerco epidemiológico implementado en Arequipa, Neyra aseguró que no es suficiente infringir la movilidad externa del departamento "sin tomar medidas en cuanto a la movilización interna en la región". "Es algo que tiene que ser trabajado de una forma dinámica", indicó.

     

    El especialista también subrayó la importancia del proceso de vacunación —que debe "avanzar a pasos más acelerados sin demasiada propaganda"— y de "los sistemas de vigilancia clínicos y epidemiológicos". "Necesitamos disponer de un plan contingencial", mencionó. En dicho plan, debe regularse "la movilidad distrital", pues en Lima "se están produciendo movimientos de personas interdistritalmente no solo ligadas a los espectáculos públicos".

     

    Después de todo, la variante delta representa, para Neyra, "un riesgo altístimo" para la formación de una tercera ola, que hará crecer "seis veces la demanda" de camas de hospitalización. "Sería motivo que los técnicos del Minsa muestren a Lima que tienen una reserva de servicios de camas que puedan absorber no solo los casos iniciales, manejados en el primer nivel de atención, sino también las necesidades para unidades de cuidados intermedios", comentó.

     

    "Hablamos de lugares donde se tiene que disponer de cánulas nasales de alto flujo, donde tengamos disponibilidad de oxígeno con una buena brecha a favor para poderlas atender", agregó.

     

    Fuente: RPP.PE

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD