• Lo último


     

    viernes, julio 23, 2021

    Fujimori fracasó en robar la elección y hará de todo para destituir a Castillo

     


    La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) ha emitido un pronunciamiento tras la proclamación de Pedro Castillo como presidente electo de Perú, un “prolongado proceso provocado por la gran mentira” de Keiko Fujimori, quien ―según el organismo no gubernamental― “ha contribuido a socavar la confianza en las instituciones electorales y la legitimidad de la presidencia”.

     

    Castillo, maestro de escuela que salió del anonimato hace cuatro años al dirigir una huelga del magisterio, fue proclamado el último lunes como presidente electo por el Jurado Nacional de Elecciones, que demoró seis semanas en revisar impugnaciones de votos y apelaciones antes de declarar al ganador del balotaje del 6 de junio.

     

    WOLA alude que, pese al anuncio, la política derrotada “ha dejado claro que hará todo lo que esté a su alcance para destituirlo”, o al menos hacer “insostenible” el gobierno del líder de Perú Libre.

     

    “Al igual que Trump y sus seguidores, Keiko Fujimori ha propagado la falsedad de que se cometió un fraude electoral precisamente para robar la elección”; sin embargo, el “objetivo inmediato de subvertir el resultado de la votación” fracasó, continúa el artículo escrito por la asesora principal, Jo-Marie Burt, y publicado el martes 20 de julio.

     

    “De hecho, en la lógica de vender la gran mentira está implícito no solo que se ha cometido una injusticia, sino que el bando contrario es traicionero y plantea un riesgo existencial para el futuro del país”, añade.

     

    Bajo la mirada de WOLA, la lideresa del fujimorismo “está aprovechando y desplegando las lecciones que aprendió a los pies de su padre, Alberto Fujimori, el último dictador de Perú”, pues “no (está) dispuesta a soportar una tercera derrota”.

     

    “La probabilidad de un golpe militar parece remota. Pero un escenario posible es que los diversos partidos de derecha en el Congreso se unan para expulsar a Castillo de la presidencia utilizando la cláusula de ‘incapacidad moral’ de la Constitución, que requiere solo 87 de 130 votos en el Congreso”, especula la Oficina.

     

    Pedro Castillo ha dejado entrever que conformará un gobierno con figuras de diversas tiendas políticas, no solo de su partido Perú Libre. La gobernabilidad es uno de sus mayores retos tras una polarizada campaña electoral y las convulsiones políticas del último quinquenio, que condujeron a Perú a tener tres presidentes en noviembre de 2020.

     

    Ahora debe anunciar aún los nombres de su jefe de gabinete y ministros claves. El nuevo presidente peruano ha recibido felicitaciones del secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, y de varios mandatarios latinoamericanos, entre ellos los derechistas Jair Bolsonaro (Brasil) e Iván Duque (Colombia).

     

     

    “Si bien la crisis electoral provocada por las infundadas afirmaciones de fraude de Keiko Fujimori ya terminó, hay tiempos más turbulentos por delante para Perú”, zanja el artículo del organismo, presente en Latinoamérica y el Caribe.

     

    La mayor reacción internacional sobre el Perú está abocada a la proclamación de Castillo como mandatario electo. Mientras aparecen múltiples felicitaciones, la prensa extranjera también se ha referido al “futuro gris” de la excandidata presidencial Keiko Fujimori.

     

    La agencia AFP, con su corresponsalía en Lima, la calificó el lunes 19 de julio como “la gran derrotada en Perú (...), pues deberá encarar un juicio por lavado de dinero”.

     

    Fuente: LaRepublica.Pe

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD