• Lo último

     

    domingo, junio 06, 2021

    Hoy el Perú se arriesga entre la libertad y la complicidad por la corrupción


    Más de 25 millones de peruanos acudirán hoy a las urnas en todo el país y en el extranjero para elegir al próximo presidente de la República, entre Pedro Castillo, de Perú Libre, y Keiko Fujimori, de Fuerza Popular.

     

    Se trata de un proceso electoral tan reñido y polarizado, que el actual jefe del Estado, Francisco Sagasti, instó el viernes a ambos candidatos y a sus organizaciones políticas “a respetar escrupulosamente la voluntad del pueblo peruano expresada en las urnas”, y a la ciudadanía a esperar los resultados con serenidad.

     

    La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ha habilitado 11.402 centros de votación y se ha distribuido más de 380 toneladas de material electoral a nivel nacional e internacional. Todo está listo para que a las 7 de la mañana se instalen las mesas de sufragio.

     

    Ante una campaña marcada por infundir miedo en la población al punto de que algunos sectores deslizaron la posibilidad de un fraude electoral, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Salas Arenas, enfatizó ayer una vez más que los organismos electorales están actuando con estricta imparcialidad, a fin de respetar la decisión ciudadana.

     

    “La ciudadanía tiene que tener la certeza de que, al igual que lo ocurrido en la primera vuelta, en la que observadores internacionales han dado cuenta de que no hay ninguna objeción, ninguna cuestión que pudiera empañar las elecciones ocurrirá también ahora en este balotaje de segunda vuelta electoral”, dijo en TV Perú.

     

    Sin posibilidad de fraude

    Para esta segunda vuelta se han acreditado 150 observadores internacionales que verificarán el normal desarrollo de los comicios generales.

     

    El jefe de la Misión de Observadores del Parlasur, Óscar Laborde, aseguró a La República que no existe ninguna posibilidad de fraude, y recomendó a los candidatos esperar los resultados oficiales de la ONPE, y no proclamarse ganadores con los resultados a boca de urna.

     

    “Responsablemente digo que la acción de fraude es absolutamente nula. Alguna irregularidad pequeña, algún pícaro que quiera sacar una ventaja seguramente puede haber, pero fraude en el sentido de desvirtuar la voluntad popular es imposible”, aseveró.

     

    La misión de observadores se reunió con el candidato presidencial Pedro Castillo, de Perú Libre, y con la aspirante a la segunda vicepresidencia de Fuerza Popular, Patricia Juárez, quienes se han comprometido a respetar los resultados de las elecciones, sin embargo, ninguno respondió al pedido de esperar los resultados oficiales para aclamarse como vencedores.

     

    “Pedimos a los candidatos que nadie se proclame ganador prematuramente, aunque eso ya dependerá de ellos”, refirió.

     

    Precisó que le preguntaron a los candidatos si tienen alguna duda sobre la gestión de los organismos electorales “y nos dijeron que ninguna duda”.

     

    Además, los miembros del Parlasur conversaron con autoridades de la ONPE, el JNE y el Tribunal de Honor del Pacto Ético.

     

    Laborde indicó que luego de todos estos encuentros cuentan un panorama bastante completo de las elecciones. “Tenemos la seguridad de que las autoridades están cumpliendo correctamente las previsiones para que se desarrolle una jornada democrática como corresponde”, expresó.

     

    Fuente: LaRepublica.Pe

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD