• Lo último

     

    martes, marzo 09, 2021

    Deuda millonaria de López Aliaga con la Sunat no ha prescrito


    Las deudas coactivas que han acumulado las empresas del candidato presidencial Rafael López Aliaga por más de 28,4 millones de soles están vigentes, no han prescrito y son exigibles de pago a la fecha. De acuerdo con fuentes con conocimiento sobre fiscalización tributaria, las compañías o personas que aparecen en el sistema de omisiones tributarias de la Sunat son reportadas a las Centrales de Riesgo porque no han cumplido con pagar los tributos, como es el caso de 5 empresas del candidato de Renovación Popular.

     

    “La información que aparece en el portal web de la Sunat corresponde a deuda exigible y se actualiza semanalmente. Es decir, si un contribuyente cancela una deuda hoy lunes o en el transcurso de la semana, esta información se actualizará la semana siguiente”, dijeron las fuentes consultadas.

     

    López Aliaga también alegó que nunca le informaron de las deudas coactivas de la Sunat, algo que no parece ser real. La información está disponible en el portal web del organismo.

     

    “No es posible que no se haya enterado. Para que una deuda sea exigible en cobranza, las resoluciones coactivas de inicio del proceso se encuentran notificadas ya sea electrónicamente desde el año 2015, o de manera física (antes del año indicado). Adicionalmente, con la clave SOL los contribuyentes pueden consultar el total de deudas pendientes de pago a la fecha”, precisaron las fuentes.

     

    Otro de los argumentos reiterados del aspirante de Renovación Popular es que dichas deudas son del siglo pasado y ya no existen. “No se extinguen. La prescripción es un proceso que se inicia a pedido del contribuyente”, informaron las fuentes. López Aliaga no ha mencionado que ha requerido la prescripción de las deudas coactivas.

     

    También argumentó que parte de las mencionadas deudas se originaron por una supuesta persecución del exasesor Vladimiro Montesinos, durante el régimen del expresidente Alberto Fujimori. Sin embargo, ese mismo gobierno, el 20 de septiembre de 1999, le otorgó a López Aliaga la concesión del servicio ferroviario en el Cusco, una de las principales fuentes de ingresos de su grupo económico.

     

    Rendición de cuentas

    Otro argumento frecuentemente esgrimido por el aspirante de Renovación Popular es que no ha sido notificado por la Sunat sobre las deudas impagas.

     

    Pero esto sucede cuando la empresa o persona no ha sido ubicada en la dirección que ha consignado. Ese el caso de Peruval Corp. –que tiene la deuda coactiva más alta de todas las empresas de López Aliaga y que llega a los 17 millones de soles–, que según información de Sunat es un negocio no habido. Es la misma situación de Perú Hotel Machu Picchu, no habido, que debe 2,8 millones de soles.

     

    Sin embargo, López Aliaga se presenta como un empresario riguroso.

     

    El 20 de diciembre de 2020, el aspirante de Renovación Popular presentó al Jurado Nacional de Elecciones una hoja de vida con una relación de 17 empresas en las que tiene participación, pero no mencionó a Perú Holding de Turismo.

     

    Luego, el primero de marzo de este año entregó a la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV) información financiera del grupo económico que dirige: Perú Holding de Turismo.

     

    Coincidentemente, esta compañía que gerencia López Aliaga, según consta en el reporte a la SMV, tiene una deuda coactiva con la Sunat de 7 millones 836 mil 567 soles. Y hay otras más.

     

    Otra compañía que forma parte del grupo económico Perú Holding de Turismo, y que no fue informada de su existencia al JNE, es Marsano Palace, que mantiene una deuda coactiva de 91 mil 228 soles.

     

    En la hoja de vida sí incluyó a Peruval Corp., que arrastra una deuda coactiva de 17 millones de soles. El postulante afirma que es el dueño del 50% de esta compañía.

     

    Pero hay dos empresas que no han sido referidas por López Aliaga ni ante el JNE ni ante la SMV: Perú Hotel Machu Picchu, que también afronta una deuda coactiva ante la Sunat que alcanza los 2 millones 863 mil 304 soles. La otra compañía es Peruval Inmobiliaria, con una deuda coactiva de 592 mil 252 soles.

     

    “Es una acotación de deuda y una acotación no es una deuda”, dijo López Aliaga a la periodista Pamela Vértiz la noche del último domingo. Las fuentes con conocimiento de fiscalización tributaria dijeron que existe una gran diferencia entre una acotación de deuda y una deuda coactiva. Y López Aliaga lo debería saber.

     

    “Nadie me ha pasado un papel”

    “En 23 años nadie me ha pasado un papel de cobranza coactiva (de la Sunat). No lo tengo registrado ni contablemente ni he recibido notificación de Sunat de esas deudas”, dijo Rafael López Aliaga al programa Día D.

     

    “A mi contadora le he dicho: ‘Dime de dónde diablos sale esto (la deuda coactiva)’. Y me dice: ‘No hay notificación’. Si no hay notificación, no hay proceso”, afirmó.

     

    Fuente: LaRepublica.Pe


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD