• Lo último

     

    lunes, agosto 17, 2020

    China patenta su primera vacuna contra el COVID-19

    La vacuna contra la COVID-19 patentada en China se encuentra en la tercera fase de prueba. Este último fin de semana fue firmada por sus inventores en la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual (SIPO por sus siglas en inglés) del gigante asiático. De esta forma, se convierte en otra candidata para inmunizar a las personas en el mundo.

    El grupo de científicos que la creó forma parte del Instituto Científico Militar y de la compañía biofarmacéutica china CanSino Biologics. Después de que los militares chinos hayan sido sometidos a los ensayos, algunos países europeos, sudamericanos y del Medio Oriente solicitaron ejemplares de esta vacuna para pasar por el mismo examen. Entre ellos están Rusia, Arabia Saudita, Chile y Brasil.

    Este proyecto chino, en comparación con la vacuna contra la COVID-19 de Rusia, genera menos escepticismo, pues a finales de julio se publicó un estudio referente a esta en la revista The Lancet, donde se apuntó los buenos resultados de la primera fase y la segunda, los mismos que fueron replicados en la patente.

    En este documento de propiedad intelectual se confirma que la candidata es un virus debilitado del resfriado común —un adenovirus tipo 5— y que los animales a los que se le aplicó no mostraron secuelas negativas. “[Hubo] buena respuesta inmunológica en ratones y roedores y puede inducir al cuerpo a producir una fuerte respuesta inmune celular y humoral en poco tiempo”, escribió el periódico cantonés Southern Metropolis.

    Respecto a la segunda fase, los científicos inocularon la vacuna en más de 500 personas. En este caso, tampoco se detectaron daños secundarios, aunque indicaron que ninguno de los participantes en esta prueba fueron expuestos al virus después de la vacunación. Por lo tanto, aún no determinan si la inmunización fue efectiva o no. La tercera fase ayudaría a cerrar este ciclo.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que una vacuna contra la COVID-19 puede ser creada en un intervalo de 12 a 18 meses. En China, sin embargo, se aceleraron las fases de prueba para contar con este producto antes de finalizar el año. De hecho, informaron que si se le da luz verde podrían producirla en “breve periodo de tiempo” porque es “rápida y fácil de preparar”.

    Fuente: LaRepublica.Pe

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD