• Lo último

    sábado, diciembre 30, 2017

    Asesino de estudiante de San Marcos tenía pensado matar a cuatro estudiantes más


    “Yo había planificado matar a cuatro estudiantes”, dijo ante los desconcertados investigadores de la División de Homicidios que ahora tratan de determinar las posibles motivaciones del atacante.

    Las autoridades también revelaron otros detalles inquietantes que declaró el hombre de 29 años que mató al estudiante de psicología Erik Arenas Sierra y dos semanas después hirió a la alumna de ingeniería química Liset Linares Caballero .

    Afirmó que es un hombre que “siente mucho odio” y que “escogió a sus víctimas al azar”. Chacara, según su perfil psicológico, padece de trastorno obsesivo-compulsivo.

    Serios antecedentes
    De acuerdo a las pesquisas, el 7 de diciembre pasado salió del penal de Lurigancho tras cumplir una pena por hurto agravado desde el 2011.

    Ahí le detectaron un problema de salud mental y llevó un tratamiento psiquiátrico.

    “Desde niño y en la adolescencia mis amigos me hacían 'bullying', eso me hizo mucho daño", indicó. Explicó que luego de ingresar a la universidad se volvió un jugador de póquer. "Ese vicio me indujo al robo, necesitaba dinero. Por el juego conocí a gente que tenía problemas con la justicia. Fue mi perdición”, dijo a la Policía.

    Así los acuchilló
    A Erik Arenas Sierra, de 20 años, lo atacó a puñaladas por la espalda y de manera sorpresiva. Esa es la primera conclusión que se dio a conocer después de que ayer los investigadores realizaran la reconstrucción del hecho, la cual consistió en determinar cómo fue la última parte del recorrido que tomó Huber el 12 de diciembre antes de llegar al pabellón de psicología, donde cometió este crimen.

    El asesino confeso fue capturado el jueves último en el mismo campus universitario, tras acuchillar y dejar grave a Liset Linares Caballero, alumna de la Facultad de Ingeniería Química, a quien infirió múltiples cortes con un cuchillo. Ella tiene el rostro desfigurado y comprometido el pulmón.

    "No sé si lo perdone"
    Ayer Chacara Castro volvió a ingresar a la Decana de América, esta vez para explicar a los investigadores cómo asesinó a Erik Arenas.

    Allí se encontró frente a frente con Fresia Arenas, madre del desafortunado estudiante. El encuentro se dio 18 días después del homicidio. Ella quería saber qué fue lo que había ocurrido.

    Eran casi las 11:30 de la mañana. El asesino de su único hijo se mostraba imperturbable, frío, calculador.

    Fresia asegura que sintió una mezcla de odio y pena y que la detención del asesino de Erik le trajo cierta tranquilidad. “No sé si lo perdone, perdonar no es olvidar. Lo único que quiero es justicia y que quien me apartó de mi hijo sea castigado con todo el peso de la ley", dijo con una entereza que conmueve.

    Dice que lo siente
    Se supo que para cometer ambos crímenes, ingresó por la puerta Nº 2 de San Marcos, identificándose con un carné antiguo. El asesino fue trasladado a las facultades de Psicología e Ingeniería Química, donde reconstruyó, paso a paso, los hechos. Vestía una casaca verde y portaba una mochila.

    Los periodistas le preguntaron qué le diría a los familiares de los jóvenes atacados. "Lo siento", respondió, antes de ingresar en el vehículo policial que lo conduciría por la tarde al Ministerio Público.

    Piden prisión preventiva para acusado
    -Para la Policía todo parece indicar que se trataría de un asesino en serie. "El psicópata es cruel, no le interesan los sentimientos de los demás, solo vive para su beneficio, le falta empatía, es egoísta, egocéntrico, muy hábil para conseguir sus objetivos, frío y calculador, simula muy bien y hasta llora para conmover", dice el psiquiatra Carlos Bromley.

    -Julio Quintanilla, abogado de la Federación Universitaria de San Marcos, ha pedido prisión preventiva contra él.

    Fuente: LaRepublica.Pe

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD