• Lo último

    miércoles, julio 26, 2017

    Análisis del primer año de 'trabajo' legislativo de la banKada de Fuerza Popular

    El diario La República acaba de hacer un análisis completo del primer año legislativo de la bankada de Fuerza Popular, destacado su mayoría parlamentaria para interpelar a varios ministros de PPK, apoderarse de las principales Comisiones del Congreso de la República. Creó comisiones investigadoras sobre casos que involucran a Ollanta Humala y Nadine Heredia. Además el gestión de Luz Salgado se vio empañada por escándalos de corrupción.

    La bancada de Fuerza Popular culmina este periodo 2016-2017 casi intacta. Casi.

    De los 73 congresistas que ingresaron de la mano de Keiko, dos decidieron abandonarla ruidosamente: Yeni Vilcatoma y Patricia Donayre.

    El resto continúa al lado de la hija de Alberto Fujimori, aunque los rumores de próximas renuncias circulan en los pasillos del Palacio Legislativo.

    Con respecto a su producción parlamentaria, a la fecha, han presentado 721 proyectos de ley, de los cuales 36 lograron ver la luz.

    Transparencia naranja
    Una de los mensajes bandera de Fuerza Popular fue la tan ansiada lucha anticorrupción. En estos doce meses, hubo pocas muestras de ello.

    La abrupta salida de Yeni Vilcatoma, a solo dos meses de gobierno, evidenció la falta de interés de Keiko Fujimori por consolidar la creación de una Procuraduría Anticorrupción Autónoma.

    Luego vendría la sobrevalorada compra de computadoras por parte del Congreso, por la cual Luz Salgado, en un arrebato parlamentario, incluso ofreció su renuncia.

    La fujimorista se aferró al cargo pese a que se demostraron las irregularidades producidas en el proceso de adquisición, que fue anulado ante la denuncia periodística.

    Otra compra que llamaría la atención fue el lote de turrones por 9 mil soles, a pedido de la primera vicepresidenta, Rosa Bartra.

    El gustito de la congresista, según dijo, fue para compartir con el personal del Congreso, pese a que se trataba de recursos públicos.

    Pero los cuestionamientos no quedarían allí, luego se sumarían las sofisticadas canastas navideñas para los congresistas, por las que se destinaron 6 millones de soles.

    Lo curioso de este hecho, además del monto destinado, fue que el proveedor fue elegido por adjudicación directa.

    El control político
    Los congresistas de Fuerza Popular aprovecharon el control político de sus cargos para, en algunos casos, desestabilizar al gobierno de Kuczynski.

    Tres de sus ministros fueron interpelados: Jaime Saavedra (Educación), Martín Vizcarra (Transportes) y Carlos Basombrío (Interior).

    Saavedra se mantenía en el cargo desde el gobierno de Ollanta Humala, lo que resultaba incomodo para los fujimoristas. Además, había sido el impulsor de la nueva Ley Universitaria, a la que se opuso Fuerza Popular en el gobierno anterior.

    El entonces ministro de Educación fue interpelado y censurado por la mayoría naranja. El motivo utilizado en su contra fue una compra sobrevalorada de computadoras en el ministerio, el mismo hecho que ocurrió meses después en el Congreso.

    En el caso de Vizcarra, el contrato de la construcción del aeropuerto en Chinchero, Cusco, marcaría su separación del cargo. Fuerza Popular lo interpeló y mientras anunciaba una censura, el también primer vicepresidente decidió renunciar a la cartera.

    La presión fujimorista sobre los ministros de PPK también cayó sobre el titular de Economía, Alfredo Thorne. Su conversación grabada con el ex contralor Edgar Alarcón sobre Chinchero ocasionaría un negativo desenlace.

    Luego de pasar por el pleno del Congreso, a pedido de la mayoría fujimorista, le negaron el voto de confianza y lo obligaron a despedirse de su puesto a solo un mes de culminar el primer año de gobierno.

    Esta situación circunstancial evitó que Basombrío fuera también desaforado.

    Las comisiones
    La creación de comisiones investigadoras y el otorgamiento de facultades a la Comisión de Fiscalización han sido demostraciones del estilo fujimorista de conducir el Legislativo enfrentado al Ejecutivo.

    A través del congresista Héctor Becerril, Fuerza Popular logró presentar alrededor de seis mociones para investigar casos, en su mayoría, que involucraban a Ollanta Humala y Nadine Heredia.

    En otro casos, con sus votos respaldaron pedidos de otros grupos parlamentarios que también decidieron indagar a la ex pareja presidencial.

    El resultado de algunas de las investigaciones fueron las denuncias constitucionales contra Humala y varios de sus ministros y acusaciones penales contra la ex primera dama por presunta usurpación de funciones.

    Aún están pendientes las pesquisas de los fujimoristas sobre la muerte de Emerson Fasabi, ex agente de seguridad de los esposos Humala-Heredia, y los asesinatos extrajudiciales en la base militar en Madre Mía, en 1992.

    La agenda naranja
    Keiko Fujimori logró canalizar varias de sus iniciativas, como la Ley Antitránsfugas, el IGV Justo, entre otros; pero también intentó aprobar normas que atentaban contra la libertad de expresión y otras que favorecían a la minería ilegal.

    Dentro de su paquetazo legislativo, también se quedó pendiente la reforma electoral. Si bien fue un compromiso de campaña, Keiko optó por postergar este tema en la agenda de Fuerza Popular.

    Asimismo, la hija de Fujimori dejó en claro que no respaldará ningún proyecto de ley que permita la liberación de su padre. Como se sabe, esa posición ha afectado, al menos a la vista, su relación con su hermano Kenji, hoy suspendido de la 'Bankada'.

    No sancionaron las denuncias por falta ética
    La Comisión de Ética recayó en Fuerza Popular en este primer año de legislatura. Este grupo evaluó más de 40 denuncias contra parlamentarios, en su mayoría fujimoristas, pero ninguna prosperó.

    Estuvo dirigida por Segundo Tapia y luego por Juan Carlos del Águila. Tuvo varios cuestionamientos, pues acusaciones contra parlamentarios, que ameritaban una sanción no fueron recogidas en su integridad.

    Son los casos de Betty Ananculí, Kenji Fujimori, Lucio Ávila, entre otros.

    Incluso, informes que proponían sanciones de suspensión contra parlamentarios fueron cambiados a último minuto en el pleno del Congreso y respaldados por la mayoría fujimorista.

    El ex presidente de este grupo, Humberto Lay, lamentó en su momento la dirección de esta importante comisión.

    Fuente: LaRepublica.Pe

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    DEPORTE

    ENTRETENIMIENTO

    ACTUALIDAD